Menu
06/10/2022
A+ A A-

Columnistas invitados/Guest columnists

Protestas en Cuba: ¿“indecencia” o necesidad ?

La situación actual de la Gran Antilla indica que son imprescindibles cambios profundos en el país

Dentro del panorama actual de Cuba, convulso y catastrófico, se destacan unas declaraciones del presidente nominado por un solo compatriota y votado por 604 más. Miguel Díaz-Canel, en pose de evaluador supremo e inapelable de las conductas de otros cubanos, expresó que las protestas antigubernamentales producidas en numerosos puntos de la Isla en días recientes “carecen de legitimidad”.

Quien es, en el plano formal, el mandamás de la Cuba de hoy, se refirió con aire muy ofendido a quienes protestan, y lo hizo en términos harto peyorativos: “Hay un grupo de personas que de una manera muy vulgar, de una manera indecente, […] hacen unos reclamos desde posiciones de incomprensión total”. Y de inmediato se preguntó: “¿Cuál es la lógica de eso?”.

Aunque la pregunta haya sido retórica, creo que vale la pena contestarla. Y para hacerlo, es menester ubicarse en la situación que confrontan los ciudadanos a los que el primer secretario del único partido legal califica de “vulgares” e “indecentes”. Son personas que, a las muchas calamidades que han sufrido a lo largo de años, ahora han visto sumarse otras desgracias para ellos inexplicables.

Porque es cierto que un intenso huracán azotó de lleno la provincia de Pinar del Río. El meteoro también ocasionó algunos estragos en Artemisa, La Habana, Mayabeque e Isla de Pinos. Pero de Matanzas hacia el este solo produjo, a lo sumo, algunas lluvias. ¿Entonces a qué se debe que el país completo se haya visto sumido en un gigantesco apagón?

Los portavoces de la empresa eléctrica han ensayado ciertas “explicaciones” (algún nombre hay que darles). Como dicen los anglosajones, ellas tienen “la claridad del fango”. Aquellos barrigudos personajes y los agitadores castristas que se dicen “periodistas”, han recurrido a un blablablá ridículo, en el que invocan el “terrible huracán”, ¡pero sin aclarar por qué este tuvo consecuencias en Guantánamo u Holguín, por donde no pasó!

Read more ...

Nos duele mucho cómo se está procediendo

"Dios no nos ha dado un espíritu de cobardía, sino de fortaleza, amor y templanza…"

                                            2 Tim 17, ss.

Ayer en la Iglesia Universal hemos escuchado este texto de San Pablo y, por supuesto, me cuestiona, como también imagino que a muchos esa manera en que este querido hombre de Dios alienta a su fiel discípulo. Internamente me mueve el deseo de bien, sostenido en la búsqueda permanente de la justicia. Al rezar con este texto nuevamente brota en mi alma el clamor de este pueblo nuestro, y porque callar sigue siendo una manera de no contribuir al bienestar de todos. Por eso, como Pablo a Timoteo, hoy apelo al espíritu de fortaleza.

Nos duele mucho cómo se está procediendo. Sabemos que hay una obstinación que nos está llevando al límite, hay madres desesperadas, niños que no pueden entender, ancianos desvalidos, incluso instituciones donde todo debería estar garantizado y la situación también es precaria… Pero lo más doloroso, a mi modo de ver, es la falta de verdad y transparencia con las que se nos pretende “convencer". Por ejemplo, en medio de un país a oscuras por la falta de electricidad nos dicen que hay grupos electrógenos suficientes; si esto es verdad, entonces las personas a las que se les está echando a perder los pocos alimentos que tienen, ¿en qué circuito están ubicados? Porque aún hoy están sin energía eléctrica y se escuchan sus voces, sus lágrimas, su desesperación.

Ha habido protestas pacíficas, las cuales son legítimas en cualquier parte del planeta, son un derecho, y a esos modos de reclamo se les dice que entorpecen el avance de lo que se está realizando. Peor aún, están respondiendo a estas protestas con brigadas de respuesta rápida, agentes de policía; todo bajo control porque un pueblo RECLAMA lo más básico: agua, luz…

¿Es tan difícil escuchar, comprender y dar respuestas efectivas a esas madres?

¿Es la represión el modo de dar solución a un grito angustioso, lacerante, que va quitando lentamente la vida?

¿Obligar a dar golpes cubanos a cubanos traerá algo bueno?

Si nos damos cuenta están siendo las mujeres las principales protagonistas porque una madre hace lo que sea por su hijo... y ellas llevan en apagón más de 72 horas… y su mayor preocupación son sus hijos.

Read more ...

A propósito del XXVII domingo del Tiempo Ordinario.

                                A propósito del XXVII domingo del Tiempo Ordinario.

                                  Por el Padre Alberto Reyes Pías, sacerdote cubano.

                                                   Evangelio: Lucas 17, 5-10.

Esta fábula no es creación mía, pero es parte de mí.

Había una vez un cangrejito que se preguntó si sería posible caminar hacia delante. Y lo intentó, una y otra vez, y lo logró. Feliz, fue a decirle a su familia que era posible caminar hacia delante. Su madre se llevó las tenazas a la cabeza, horrorizada; sus hermanos lo trataron de idiota, y su padre le dijo: Somos cangrejos, toda la vida hemos caminado hacia atrás. O caminas como todo el mundo o te vas de casa.

Se fue, caminando hacia delante, río abajo. Casi al salir del pueblo se topó con un cangrejo, viejo y solitario, que le dijo: Yo fui como tú, pero nadie me entendió, y heme aquí, solo. Vuelve al pueblo, olvídate de caminar hacia delante, y sé igual a todos.

Pero el cangrejito no regresó. Siguió río abajo, caminando hacia delante. Y nunca más se supo de él en el pueblo, pero de tanto en tanto alguien pasaba por allí y comentaba que, en algún sitio, había visto a un cangrejo que caminaba hacia delante.

Hay momentos en la vida en los que surge lo mejor de nosotros mismos, y nos sentimos capaces de retirarle el protagonismo a lo material, de abrirnos al perdón y a la misericordia, de servir a los demás sin poner condiciones, de elegir la libertad, de defender la verdad y la justicia pagando los precios que eso conlleva. Hay momentos en la vida en los que sentimos que Cristo y su Evangelio pueden ser asumidos como el camino de nuestros días.

Luego vienen las voces de los cangrejos viejos, que nos hablan de garantizar una buena economía, de que es sabio complacer a la gente importante, de mirar más la seguridad personal y no arriesgarla con la defensa de la verdad y de la justicia (ya habrá otros que lo hagan). Voces de cangrejos que nos dicen que el perdón y la misericordia es cosa de flojos y que eso de servir es sólo idealismo, porque, ¿quién controla este mundo sino los que dominan y son servidos?

Read more ...

Las Inversiones en Cuba como factor de desarrollo

I

Los logros de la recuperación durante los 56 años de República se alcanzaron gracias a un cuantioso proceso inversionista, llevado a cabo con eficiencia y eficacia."

Germán González Una breve mirada al antes, el ahora y el ¿después?

Nuestra Guerra de Independencia no pudo ser todo lo breve que José Martí, su organizador y máximo impulsor deseaba. Sí resultó muy destructiva entre la política impulsada por Gómez con la tea incendiara, ante la cual desaparecían plantaciones e industrias, y la reconcentración implantada por el entonces gobernador español, Valeriano Weyler, la cual despobló los campos cubanos y causó decenas de miles de muertes, diezmando la población.

El Dr. C Salvador Larrúa Guedes, profesor del Seminario San Carlos y San Ambrosio describe la situación de Cuba, al término de la Guerra, luego de la intervención estadounidense de la siguiente forma: “Cuba había perdido por el plomo, el hambre y las epidemias, más de 300 mil habitantes, o sea, había muerto una de cada cinco personas. La tea había convertido en cenizas más de mil de los mil 200 ingenios azucareros que formaban el eje de la economía de la Isla, y pereció más de un millón de cabezas de ganado. Esto significa que la Guerra había consumido el 85% de las riquezas, que se había perdido el 90% de la superficie sembrada de caña, tabaco, café, viandas y hortalizas, y también el 90% de las reses. (…) la antigua posesión de España, que en ciertos momentos llegó a aportar hasta el 75% del presupuesto de la Península, se encontraba prácticamente arrasada" (Palabra Nueva, Nº86, abril del 2000).

Ante ese panorama es lógico que la prioridad de la naciente República (y desde antes, durante el gobierno interventor) fuera sacar a Cuba y a su población de tan horrorosa situación. Para ello se tomaron muchas medidas urgentes y son muy conocidas las relacionadas con la higienización de la Isla, no solo en el combate contra la fiebre amarilla y su trasmisor bajo la dirección de Carlos J. Finlay como jefe de la Oficina de Sanidad, también la remoción de cadáveres de animales y personas en los pueblos y ciudades, la ejecución de una de las siete maravillas de la Ingeniería cubana: el alcantarillado y sifón bajo la bahía de La Habana, y otras.

Read more ...

Giorgia Meloni and Common Sense

Toward the beginning of “Nineteen Eighty-Four,” George Orwell has his unhappy protagonist Winston Smith jot down what he describes as an “axiom.”

“Freedom,” he writes, “is the freedom to say that two plus two make four. If that is granted, all else follows.”

That seemingly simple, in reality, deep, observation is akin to Bishop Butler’s bijou that “everything is what it is, and not another thing.”

How much mischief could have been avoided if people, especially people in power, were to take such commonsense wisdom to heart? Giorgia Meloni interviewed after her electoral víctory

Italy’s new prime minister, Giorgia Meloni, seems to be a rare member of the genus homo politicus in embracing such commonsensical positions.

In a speech three years ago at the World Congress of Families, she listed Orwellian by quoting not him, but G.K. Chesterton.

Read more ...

Subcategories